SOBRE LA MUSICOTERAPIA

La Musicoterapia es una disciplina autónoma, englobada en las Ciencias de la Salud, que a través del sonido, el silencio, y el movimiento pretende mejorar, mantener y restaurar la salud, el bienestar y la calidad de vida de un paciente o de un grupo. Mediante la construcción de un vínculo particular con la música y el terapeuta, el paciente/es mejoran su comunicación consigo mismo y con el entorno. Para lograr sus objetivos, es imprescindible que el proceso musicoterapéutico sea coordinado por un musicoterapeuta cualificado, capaz de tratar a personas de cualquier edad y de desarrollar un proceso a partir de un diagnóstico y un plan de trabajo.

¿Es una disciplina aprobada por la comunidad científica? Durante el siglo XVIII que se comenzaron a estudiar los efectos de la música sobre el organismo desde un punto de vista científico. Varios médicos tuvieron gran influencia en esta etapa: el francés Louis Roger, por ejemplo, y los ingleses Richard Brocklesby y Richard Brown. El gran salto, sin embargo, se produjo en el siglo XX, cuando se realizaron la mayor cantidad de investigaciones, publicaciones y estudios científicos sobre la música y sus efectos. En 1974 se efectuó el primer congreso mundial de Musicoterapia, donde se establecieron los marcos generales y específicos de la disciplina. Las principales investigaciones hoy en día se realizan en países desarrollados como Canadá, Estados Unidos, Noruega, Dinamarca y Alemania. El reconocido autor y neurólogo contemporáneo Oliver Sacks señala en su último libro titulado “Musicofilia” (Anagrama, 2009): “Prácticamente para todos nosotros, la música ejerce un enorme poder, lo pretendamos o no y nos consideremos o no personas especialmente musicales”. La Musicoterapia se utiliza hoy en día en importantes hospitales del mundo. Múltiples profesionales del área de la salud (médicos, psicólogos, psiquiatras, neurólogos) la recomiendan como parte del proceso de rehabilitación para tratar patologías tanto de índole mental como física. Además, en países como Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Alemania, Noruega, España, Italia, Francia, Brasil y Argentina la Musicoterapia se imparte en las principales facultades de Medicina como parte de la formación de los futuros médicos, así también, en distintas Universidades de los países nombrados, existen programas de investigación científica sobre la materia de manera regular, que ayudan día a día a comprobar los efectos de la música y sus alcances.

¿Quién puede ejercer como musicoterapeuta? Primero que todo el musicoterapeuta ha de tener unas cualidades personales específicas y, sobre todo, una sólida formación universitaria. Un buen musicoterapeuta es un eximio músico y una persona creativa e imaginativa que demuestra habilidades interpersonales excelentes con pacientes, supervisores y compañeros. Es un profesional de confianza, sincero y ético. La educación y preparación académica de un musicoterapeuta, por otra parte, es multidisciplinar. En la totalidad de los posgrados formales en Musicoterapia se exige que el estudiante sea titulado en alguna de las siguientes áreas: Salud, música, psicología o educación. En tanto que las formaciones que ofrecen una Licenciatura en Musicoterapia generan una malla curricular compleja que se desarrolla como mínimo en 4 años de estudio.

¿Quién se puede beneficiar de la musicoterapia? En el pasado, los musicoterapeutas trabajaban más frecuentemente con aquellas personas que tenían problemas psicológicos o déficit intelectual. A través de un mayor énfasis en el cuidado preventivo, en la integración en la escuela de los niños/as con discapacidades, y en ofrecer más servicios a la gente mayor, los musicoterapeutas han extendido su práctica a nuevos entornos clínicos. En la actualidad, la Musicoterapia se usa en una amplia variedad de contextos y lugares, algunos de ellos son: centros de día para menores, adolescentes y adultos, centros geriátricos, prisiones, centros médicos y Hospitales, abordando de este modo diversos tratamientos tales como: reducción del dolor, reducción del estrés, estimulación temprana, asistencia en partos, re inserción social y re habilitación de drogas y alcohol.

¿Hay una edad límite para participar en Musicoterapia? La Musicoterapia no tiene límite de edad, ya que se han comprobado científicamente sis beneficios en recién nacidos, niños, adultos y adultos mayores. Un estudio Realizado en la Universidad McMaster de Canadá y publicado en la revista “Brain” -edición especializada en neurología-, reveló que el entrenamiento musical está relacionado con un tipo de desarrollo cerebral y mejora la capacidad de memorizar en chicos de entre cuatro y seis años”. (Diario “Clarín”, Argentina).

¿Es necesario saber tocar un instrumento musical? No es necesario que los participantes de sesiones de Musicoterapia sepan tocar un instrumento específico para ser participes de un tratamiento. Es por esta razón que el musicoterapeuta está calificado como músico experto, para ayudar el paciente a sentirse confortable mientras realizan diversas actividades musicales.